5 consejos para colocar un rótulo en la fachada de tu negocio

5 consejos para colocar un rótulo en la facha de tu negocio

5 consejos para colocar un rótulo en la fachada de tu negocio

Atraer clientes potenciales. Ese suele ser el objetivo principal de cualquier negocio. Si tienes uno, tienes que hacer todo lo posible para captar la atención de todos aquellos que cumplen con el perfil para poder acceder a tus servicios o productos. Para lograrlo, la comunicación visual se ha convertido en un aspecto fundamental y tienes que poner todos los medios que tengas al alcance de la mano para lanzar los mensajes de la manera adecuada. Cualquier paso en falso dado en esta disciplina puede hacer que estés mucho tiempo arrepintiéndote, ya que tu empresa puede notar rápidamente que algo no se ha hecho bien. Por eso, desde Rótulos Madrid queremos darte en esta publicación cinco consejos para colocar un rótulo en la fachada de tu negocio. Si cuidas el interior del mismo… ¡Cuida su aspecto exterior! 

Quédate con estos consejos para colocar un rótulo en la fachada de tu negocio

  1. Visibilidad: Esto es fundamental. Apostar por un rótulo que luego no se ve es un grave error por dos circunstancias. La primera es que habrás hecho una inversión económica que no estará dando ningún tipo de resultado. De hecho, estarás perdiendo dinero. Por otro lado, tienes que pensar que aquellos usuarios que son susceptibles de convertirse en tus clientes lo quieren todo hecho, es decir, no tienen la intención de realizar grandes esfuerzos por encontrarte. Podríamos decir que quieren chocar contra ti y eso es lo que debes buscar. Es uno de los consejos para colocar un rótulo en la fachada de tu negocio más importantes 
  2. Tamaño: Es otro aspecto que debes cuidar al máximo. ¿Por qué? Porque un rótulo que quede demasiado grande puede, incluso, dar sensación de agobio a las personas que se encuentren con él, haciendo más difícil captar tu nombre o el mensaje que deseas enviar. Además, tampoco puede quedar demasiado pequeño, ya que entonces será prácticamente imposible que los interesados puedan ver lo que pone. Si hacemos caso a esto, lo básico es que tengas claras las medidas del espacio del que dispones y puedes contar con un rótulo proporcionado. 
  3. Identidad de marca: Tiene que verse reflejada en el rótulo. Ten en cuenta que los clientes se van a fijar en lo primero que encuentren antes de recurrir a ti. Tienes que ser claro con lo que quieres trasladar con tu negocio y hacerlo ver en el rótulo. Manda un mensaje claro y conciso que se ajuste a la perfección a tus clientes potenciales. 
  4. Calidad y durabilidad: Debes encontrar la perfecta combinación entre estas dos características, aunque es probable que una lleve a la otra. Si optas por un rótulo elaborado con buenos materiales, éste tendrá más vida en el tiempo, ya que, por ejemplo, va a aguantar mejor cualquier impacto o las inclemencias meteorológicas.
  5. Rótulo luminoso o sin luz: La principal ventaja de los rótulos luminosos es que pueden ser más llamativos en cualquier momento y, especialmente, por la noche. Eso quiere decir que puede captar la atención de posibles clientes las 24 horas del día. Sin embargo, quizás no sea necesario que lo enciendas a pleno día. Si crees que es suficiente sin luz, estarás ante una solución sencilla, efectiva y más económica.

¿Tienes pensado poner estos consejos para colocar un rótulo en la fachada de tu negocio en práctica? También siempre puedes optar por unas letras corpóreas. ¡Te recomendamos que lo hagas!

No Comments

Post A Comment